Cómo hacerse rico: el decálogo de la riqueza

En este artículo os vamos a hablar del “Decálogo de la riqueza”, el compendio de los puntos más importantes para hacerse rico.

Hasta el momento hemos ido dando pinceladas al respecto de los comportamientos y estrategias que consideramos fundamentales para poder lograr la libertad financiera. Creo que todos estaremos de acuerdo en que el objetivo que tenemos entre manos es ambicioso a la par que retador, y es por ello que conviene interiorizar una serie de mensajes. Ahí va el decálogo:

 

1: Toma el control de tu vida financiera

Es algo básico y que todos deberíamos hacer, pero por una razón u otra, casi nadie lo lleva a cabo. Cuando hablamos de tomar el control de tu vida financiera nos referimos al simple hecho de que tengas monitorizada la evolución de tus ingresos y gastos con el paso del tiempo y que cada uno de esos gastos esté categorizado (alimentación, hogar, ocio, transporte, etc…).

Yo mismo tardé mucho tiempo en darme cuenta de la importancia de este aspecto, creía que lo tenía controlado pero la realidad es que no sabía responder a una pregunta tan básica cómo cuánto dinero había gastado el mes pasado.

Ya hablaremos en detalle en artículos posteriores y os proporcionaremos una sencilla herramienta para que podáis llevar el control. En todo caso, y si no tenéis perfectamente controlados y anotados vuestros ingresos y gastos, no esperéis más y comenzad a hacerlo desde ya mismo, ¡veréis que el resultado es muy revelador!

 

2. Simplifica tu vida

¡Menos es más!

Cuando hablamos de simplificar nuestra vida, nos referimos al hecho de analizar en detalle nuestras partidas de gasto y ver cuál o cuáles de ellas se pueden eliminar o al menos reducir.

Este es el punto que probablemente más controversia genera, pero no quiero que se confunda el mensaje: no pretendemos llegar al objetivo a base de llevar una vida de monje, ya que ni sería gratificante ni va en la línea de lo que queremos conseguir, pero lo cortés no quita lo valiente y estoy seguro de que si analizas bien tus gastos encontrarás unas cuantas partidas que no te aportan nada o casi nada y que puedes eliminar.

No menosprecies el valor de un simple euro, ya que cuando hayas aprendido cómo invertirlo, podrás multiplicarlo.

 

3. Sal de tu zona de confort

Si sigues haciendo lo mismo que has hecho hasta ahora, solo puedes esperar obtener el mismo resultado que has obtenido hasta la fecha (Acerca de este principio). Sé que no es fácil cambiar ciertas costumbres, todos lo hemos vivido, pero estoy seguro de que te hará crecer mucho como persona.

¿Y qué es salir de tu zona de confort?, pues es algo tan sencillo como empezar a hacerte preguntas que hasta ahora no te habías hecho y empezar a dar pasos que hasta ahora no te habías atrevido a dar:

  • Piensa si tu trabajo es el adecuado o si podrías ganar más en otro puesto o incluso otra empresa
  • Piensa si deberías formarte para crecer profesionalmente
  • Piensa si tus amistades son las más adecuadas o deberías expandir tu círculo
  • Explora aquello que consideras “arriesgado” como por ejemplo las inversiones, productos bancarios, la financiación (¡de la buena, por supuesto!)

En definitiva, empieza a hacer cosas nuevas.

 

4. Comprométete a lograr el objetivo

No basta con quererlo, hay que comprometerse con ello. No basta con querer conseguir la libertad financiera, hay que establecer un compromiso personal para lograrlo.

La diferencia es muy sutil, pero a la vez enorme. Todos queremos ser libres, pero la razón fundamental por la que casi nadie lo consigue es que muy pocos se comprometen realmente a hacerlo, están dispuestos a invertir su tiempo y energía, se mueven cuando los demás están parados, piensan mientras los demás se dejan llevar y entrenan sus capacidades mientras los demás descansan.

Recuerda, querer no es comprometerse. ¿Quieres ser libre o estás comprometido para lograrlo?

 

5. Aprende a invertir tu dinero

El dinero está para multiplicarlo. 1 euro de hoy bien invertido serán 5 euros el día de mañana y 1 euro mal invertido o gastado, simplemente desaparecerá.

Si quieres lograr tu independencia financiera es muy importante que aprendas a invertir tu dinero o que encuentres a algún experto en la materia en quien de verdad puedas confiar.

Los números, rentabilidades, inversiones, etc… parecen mucho más complejos de lo que en realidad son, así que estoy seguro de que, si le pones un poco de cariño e ilusión, te convertirás en un experto en la materia.

 

6. Multiplica tus fuentes de ingresos

Depender única y exclusivamente de una fuente de ingreso, tu trabajo, es estratégicamente un error grave, ya que la realidad es que nunca sabes cuánto tiempo va a durar. No caigas en el error de creer que tienes tu trabajo asegurado, ni siquiera, aunque seas funcionario… Los tiempos cambian muy rápido y te puedes ver fuera de juego con mayor rapidez de lo que piensas.

¿Qué hacer entonces?, pues muy sencillo, marcarte como objetivo incrementar tus fuentes de ingresos. Al principio estas fuentes serán muy pequeñas, pero no caigas en el error de menospreciarlas, todo suma y, además, con el tiempo seguro que irán creciendo.

Las fuentes de ingreso adicional son muy variadas, pero a modo de ejemplo puedes pensar en invertir y alquilar un piso o una plaza de garaje, comprar acciones de compañías sólidas con buenos dividendos, crear tu propio negocio, etc…

 

7. Apalancamiento financiero

Como dijo Arquímedes cuando descubrió la ley de la palanca, “dadme un punto de apoyo y moveré el mundo”. En las próximas semanas le dedicaremos un artículo específico a este concepto, pero te anticipo que el apalancamiento financiero, bien entendido y utilizado para inversiones provechosas, puede ser tu mayor aliado para conseguir tu libertad financiera.

El objetivo es utilizar de manera inteligente el dinero de otros (generalmente del banco) para hacer inversiones de mayor rentabilidad que la que te exige el propio banco o tercero, pero mucho cuidado, no todo vale y si no sabes bien cómo hacerlo, te puedes meter en un buen lío.

 

8. Multiplica tu tiempo

Si algo es seguro es que tu tiempo es finito, por ello es muy importante que aprendas a utilizarlo muy bien y que lo dediques a tareas de alto valor agregado.

Al igual que en el punto anterior hablábamos de apalancamiento financiero como una de las claves para lograr tu libertad financiera, el apalancamiento en el tiempo de los demás también es muy importante. Cuando hablamos de apalancarse en el tiempo de los demás nos referimos al simple hecho de que puedas delegar, encargar o subcontratar aquellas tareas que más tiempo te consuman y que menos valor te aporten. Creedme, pagar por determinadas tareas o servicios es una de las claves para lograr la libertad financiera.

 

9. Crea tu propio negocio personal

Además de ser una muy buena fuente de ingresos, crear tu propio negocio personal puede ser muy satisfactorio y gratificante. Si no sabes por dónde empezar, piensa en aquellas cosas que se te dan bien, que no te cuesta esfuerzo realizar y sigue estos 4 pasos:

  • Detecta un problema que veas a tu alrededor.
  • Busca una solución para ese problema.
  • Practica hasta ser el mejor resolviendo ese problema.
  • Cóbralo.

Más adelante ya le dedicaremos un artículo completo a este tema, pero por ahora, ponte en marcha y empieza a pensar alternativas.

 

10. Preparado, dispara, apunta…

¡Sí, sí, dispara y luego apunta! Aunque parezca un sinsentido, hay que ponerse en acción de manera inmediata. Una idea no vale nada hasta que no se pone en marcha y por desgracia la mayoría de ellas se quedan en nada.

Si tienes una idea, ponla en práctica y echa a rodar. Seguro que te encontrarás muchos problemas por el camino, pero podrás superarlos si tienes la suficiente dedicación. No esperes a que tu producto o idea sean perfectos, o no saldrá nunca al mercado. Deja que los clientes te vayan enseñando el camino por el que debes ir y gestiona las críticas de una manera positiva.

¿Conoces la metodología del mínimo producto viable?, ya la estudiaremos más adelante, pero en mi opinión es muy muy acertada.

 

Un abrazo fuerte y recuerda… EL OBJETIVO ES LA FELICIDAD, EL TIEMPO, NUESTRA LIBERTAD Y EL DINERO SÓLO UN MEDIO NECESARIO PARA LOGRAR EL OBJETIVO…

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.