¿Cuál es tu patrón del dinero?

¿Cuál es tu patrón del dinero? ¿Te lo has preguntado alguna vez? ¿Sabes lo que es?

 

Antes de entrar en materia, y para aquellos que no hayáis escuchado antes este término, os contamos brevemente qué es.

 

Tu patrón del dinero está formado por el conjunto de ideas y pensamientos que tienes acerca del dinero. Aquellos que has ido interiorizando a lo largo de los años y que condicionan tu forma de comportarte y actuar respecto a él.

 

¿Por qué es tan importante? Es tan importante  porque realmente es el motor de tu economía, es el que define si vas al ralentí o si vas al máximo de revoluciones en lo que a tu economía y finanzas se refiere. Por mucho que intentes cambiar otras cosas, si tu patrón del dinero no es el adecuado, nunca conseguirás progresar.

 

TU PATRÓN DEL DINERO VIENE MARCADO POR LO QUE HAS VISTO Y OÍDO

 

Al igual que muchos otros aspectos, tu patrón del dinero viene marcado por tus vivencias desde pequeño y está íntimamente relacionado con lo que te enseñaron en casa. Si te fijas con detenimiento, probablemente verás que muchos de tus comportamientos actuales son muy similares a los que viste en tu familia y en tu entorno.

 

En tu programación mental sobre el dinero, influyen entre otros la ciudad y el barrio en el que vives, de quién te rodeas o qué dicen tus amigos. Según dicen, somos el promedio de las 5 personas con las que más tiempo pasamos y si me pides mi opinión personal, creo que es muy cierto.

¿Te suenan algunas de estas frases?

 

  • Los ricos son unos ladrones
  • Soy pobre pero honrado
  • Para ganar dinero hay que matarse a trabajar
  • Los empresarios son unos explotadores
  • Las deudas son muy malas
  • Invertir es muy arriesgado

 

Son frases lapidarias, que se repiten como un mantra, que la gente tiene interiorizada y que siento decirte, en líneas generales, son falsas. Vamos a desmontar algunas de ellas:

 

  • Hay ricos que seguramente hayan llegado a serlo de manera deshonesta, pero también hay muchos que han llegado a serlo por ser inteligentes, talentosos y trabajadores. Por ejemplo, nadie duda que Bill Gates ha llegado dónde ha llegado de manera honesta, y no solo eso, sino que ha donado la mitad de su fortuna, ¿tan malo es?

 

  • Cuanto más trabajas, más te acompaña la suerte, pero eso de que hay que matarse a trabajar para ganar dinero, no es cierto. Un ejemplo muy sencillo son los ingresos pasivos, en los cuales generalmente tienes que hacer un esfuerzo inicial muy grande, pero posteriormente se generan prácticamente solos.

 

  • Las deudas son malas. Ya lo hemos visto en otros artículos, hay deudas buenas y deudas malas, pero si aprendes cómo gestionarlas, no solo no serán malas, sino que serán tu llave a la libertad.

 

  • Invertir es muy arriesgado. Sí, es muy arriesgado si no sabes lo que haces, aunque en ese caso más que invertir estás apostando. Si dominas la materia en la que inviertes, puedes gestionar los riesgos de manera efectiva.

 

  • Y, para terminar, decir que los empresarios son unos explotadores, es, además de una generalidad, algo muy injusto. Por supuesto que hay empresarios con poca ética, pero pienso que la mayoría es gente normal, que arriesgan su patrimonio para sacar una empresa adelante. A modo de ejemplo, Juan Roig, presidente de Mercadona, es cualquier cosa menos un explotador y, sino, que se lo pregunten a sus propios empleados.

 

TOMA CONCIENCIA DE CUÁLES SON TUS PENSAMIENTOS Y DE DÓNDE VIENEN

 

No pretendo decirte ni mucho menos que todo lo que piensas y has aprendido no es correcto, eso sería cuanto menos prepotente, simplemente quiero que analices tus pensamientos en relación al dinero, veas de dónde vienen y que te plantees abiertamente si hay otras posibilidades.

 

Te doy algunas ideas de cómo hacerlo en distintos pasos:

 

  • Escribe las frases que escuchabas sobre la riqueza cuando eras pequeño
  • Pregúntate cómo gestionaban tus padres el dinero, ¿invertían?, ¿gastaban?, ¿se endeudaban?
  • Revisa qué mensajes recibías de la TV, radio o periódicos en relación con el dinero
  • Piensa cómo ha sido tu relación con el dinero en todos estos años de atrás, ¿tienes miedo a perderlo?, ¿lo inviertes bien?…
  • Piensa en gente que hace las cosas de manera diferente a cómo tú las haces y analiza sus razones para hacerlo así
  • Recopila toda la información anterior y toma decisiones sobre tu futuro económico, ¿vas a cambiar algo?, ¿vas a seguir haciendo las cosas igual?
  • Ármate de paciencia, las cosas no ocurren de un día para otro y….
  • Modifica algunos hábitos

 

DEFINE TUS RAZONES PARA SER RICO

 

No te engañes, si has decidido cambiar algunas cosas en tu relación con el dinero, tienes que saber que va a ser complicado y largo, de modo que, para no abandonar por el camino, como ocurre en la mayoría de los casos, es muy importante que definas bien tus razones para hacerlo, y como en este caso concreto hablamos de dinero, tienes que definir bien tus razones para ser rico.

 

Ya hemos hablado previamente de este tema en el artículo Mis razones para ser rico , por eso no me voy a extender mucho. Échale un vistazo, y define tus propias razones.

  

COMENTA TUS CONCLUSIONES CON TU ENTORNO, APÓYATE EN ELLOS O DESMÁRCATE

 

Esta es sin duda la parte más complicada de todas, ya que una vez hayas analizado todo lo anterior y llegado a conclusiones sobre cómo quieres actuar en el futuro, deberás comentarlo con tu gente cercana. Con un poco de suerte, algunos pensarán que eres un emprendedor y te animarán a que sigas adelante, pero, no te engañes, seguro que también te vas a encontrar mucha gente, algunos muy cercanos, que te van a decir que te dejes de tonterías, que sigas con tu vida normal, con tu trabajo y que ahorres lo que puedas para tu jubilación.

 

Si todo el mundo te apoya, fenomenal, seguro que tu camino será mucho más fácil, pero si te encuentras piedras en el camino, no te preocupes, es normal, tendrás que aprender a sortearlas y a generar tu propio camino.

 

Por experiencia personal, y por si te sirve de ayuda, te diré que cuando yo empecé, mucha gente me decía que estaba loco, pero con el paso del tiempo, muchos de ellos se han ido dando cuenta de que no decía tantas tonterías. Es fácil aplaudir cuando se ven resultados, lo difícil es hacerlo cuando estás empezando, por eso te recomiendo que no te desesperes y que tengas mucha paciencia.

 

Ánimo y a coger el toro por los cuernos.

 

Un abrazo fuerte y recuerda… EL OBJETIVO ES LA FELICIDAD, EL TIEMPO, NUESTRA LIBERTAD Y EL DINERO SÓLO UN MEDIO NECESARIO PARA LOGRAR EL OBJETIVO…

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.