La inversión es lo primero

Si hoy inviertes, mañana tienes para gastar. Si hoy gastas, mañana no tienes para invertir… ni para nada

En realidad, con esta frase ya podríamos acabar este artículo. El concepto que queremos transmitir es así de simple. Aun así, no nos lo metemos en la cabeza. Este es uno de los principios que debería formar parte de nuestro ideario en lo que llamamos el mapa hacia la independencia financiera. Nos lo tendríamos que tatuar en la mano (iba a poner otra cosa) para verlo todos los días. Este principio, y otros que seguiremos exponiendo en el blog, deberían guiar todas nuestras decisiones de gestión del dinero.

Este principio debería estar en tu cabeza cada vez que gastes o inviertas un Euro. En cada momento decidirás si es conveniente invertir o gastar. A veces no queda más remedio que gastar; a veces también puede ser la mejor decisión, pero esa decisión siempre tiene que estar tomada con este principio en mente. Por favor, no te olvides: Primero se invierte y luego se gasta.

Si hoy te dieran un millón de Euros, inviértelo. Hasta el último céntimo. Si no, te garantizo que, en el mejor de los casos (y ya es mucho suponer), te va a durar 10 años y, ¿sabes qué? Después de esos diez años, no vas a tener nada. El dinero gastado no deja posos. La inversión sí. Si, en lugar de comprarte la casa que querías, el coche que querías y pegarte el viaje que querías te paras a pensar, e inviertes todo a un 4% (que es bastante factible), te estás generando un sueldo pasivo de unos 40 mil euros al año. Eso por sí mismo ya da para vivir. Con eso puedes, a lo largo de diez años, comprarte la casa que querías, el coche que querías y pegarte varios viajes de los que querías. Y, ¿sabes qué? Una vez pasados diez años vas a seguir teniendo tu sueldo pasivo. Así que, por favor, no te olvides: Primero se invierte y luego se gasta.

Vamos a subir la apuesta. Vamos a imaginarnos que, en vez de un millón, te dan cinco millones de Euros, ¿sabes qué? Creo que, si no los inviertes, tampoco te durarían 10 años. ¿Y si te dieran 10 millones de euros? Pues sí, también creo que te los gastarías antes de 10 años. Tú, y cualquiera.

 

La capacidad de gasto es infinita; no gastes nunca tu patrimonio, inviértelo y vive de las rentas

Si te gastas tus hipotéticos 5 millones o tus 10 millones (que te los gastas…vaya si te los gastas), una vez gastados no te queda nada, si no, mira la de gente a la que le toca la lotería y al poco tiempo está, literalmente, pidiendo en la calle.

Si, en lugar de eso, lo inviertes y no lo tocas, sino que vives solo de las rentas que te genera, eres rico de por vida.

—Qué bonito soñar con ese primer millón de Euros… así cualquiera, pero es que no tengo ese millón de Euros, si lo tuviera, ¡vaya si lo invertiría! Porque lo que dices es de cajón, lo entiendo perfectamente.

—¿Tienes ya tu millón de Euros o estás avanzando hacia él?

—No

—Entonces no lo entiendes. No entiendes que este principio no solo sirve para gestionar tu patrimonio, sino también para crearlo: Invierte primero, gasta después es un principio que hay que aplicar desde hoy… Solo si quieres retirarte joven, claro.

Yo no te voy a decir en que invertir (aunque en el blog te damos algunas ideas), pero invierte: ve sumando patrimonio y ve aumentando tus rentas pasivas. Si haces esto, te garantizo que un día alcanzarás la independencia financiera. ¿Y sabes por qué? Porque este es uno de los principios clave para retirarse joven. Si no lo ves claro, mira este artículo donde explicamos cómo conseguir independencia financiera a base de incrementar tu patrimonio paso a paso.

—Mira, no te voy a decir en qué invertir y tampoco te voy a decir cómo invertir.

—Hombre, así es fácil, ¿no? Mójate algo, que para poner cosas tan vagas valgo yo también.

—Venga, me mojo. Y me voy a mojar bien. Me voy a mojar bien porque sé que esto va a levantar ampollas. Va a levantar ampollas porque el ejemplo que pongo abajo es muy común. Bien, aquí va: Hacer lo que voy a describir aquí abajo es una cagada. Si estás a tiempo de no cometer esta cagada, súbete los pantalones y no la cagues… Solo si quieres retirarte joven, claro.

¿Has puesto todos tus ahorros de años y además has abierto una hipoteca a 30 años por un importe mensual que limita mucho tu capacidad de ahorro para comprarte la casa de tus sueños?  Lo siento, la has cagado. Solo si quieres retirarte joven, claro.

¿Crees que no tengo razón porque es una buena inversión?… Vamos a ver, si llamas a esto inversión es que no tienes muy claro para que sirven las inversiones.

—Una casa es una inversión— dice el economista.

—¿Y qué? El concepto de inversión que nos interesa a los que estamos trabajando hacia la independencia financiera no es algo que puedas ver en el Plan General Contable o en un libro de economía. Es mucho más simple: Inversión es dinero puesto en un activo que te genera rentas. Ese es el concepto de inversión que nos interesa, así que no, la casa de tus sueños no es una inversión.

—Bueno hombre, pero tampoco es un gasto.

—Vale, eso es verdad. Y, además, puedes considerar que lo que dejas de pagar en alquiler es rentabilidad de esa inversión. Por no hablar de la posible revalorización. Sí, vale. Esto es así, y comprarse una casa no es nada en contra de lo que yo esté, pero si haces esto, si te atas de por vida a una “inversión” en la casa de tus sueños sin poder dedicar un Euro a otra INVERSIÓN que te pueda generar rentas, has matado tus posibilidades de generar rentas pasivas que te ayuden a salir de la carrera de la rata. Te has puesto una losa a la espalda de una tonelada. Has violado, con alevosía, un principio fundamental:

Primero se invierte y luego se gasta.

¿Ya la has cagado? Supongamos que ya has gastado primero, con lo que ahora no vas a tener para invertir en muchos años. Si a pesar del hipotecón todavía ahorras o si te has dado cuenta del error y has encontrado una manera de incrementar tu ahorro, entonces todavía puedes salir del hoyo. Síguenos en retirarsejoven.com

 

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.