Mis razones para ser rico

La palabra rico tiene una cierta connotación despectiva que a mi juicio es errónea. Cuando hablamos de ricos, parece que nos viene a la mente gente avariciosa y malvada, como Mr. Burns de los Simpson y también asumimos de manera directa que la gente que se ha hecho rica es porque ha robado. No quiero decir con esto que todos los ricos sean gente excelente, pero asumir directamente que son unos ladrones y unos avariciosos, me parece bastante injusto. Supongo que a ninguno de nosotros nos gusta que nos juzguen sin conocernos.

Por poner un ejemplo español de éxito, Amancio Ortega se ha convertido en uno de los hombres más ricos del mundo partiendo prácticamente desde la nada, ya que ha fundado un imperio textil comenzando a trabajar con 14 años como empleado de una tienda de ropa y creciendo a base de esfuerzo y trabajo.

¿Dónde está entonces el problema? Pues, bajo mi punto de vista, el problema reside únicamente en los demás, y el origen no es otro que la envidia y la ignorancia. Como no hemos sido capaces de lograr lo que han logrado otros, vamos a decir (sin base fundada la mayoría de las veces) que lo han hecho de una manera ilegal y poco ética.

 

CAMBIEMOS NUESTRA FORMA DE PENSAR

Vamos a desterrar el falso mito de que todos los ricos son unos ladrones, y vamos a darle la vuelta a la ecuación. En vez de pensar en negativo, vamos a pensar en positivo, vamos a ver qué características tienen las personas exitosas y vamos a tratar de imitar dichos comportamientos.

¿Dónde está la clave del éxito? Creo que el secreto no está más que en la constancia, el trabajo, la capacidad de sobreponerse a los contratiempos, la inteligencia y el ingenio. Imitemos esos comportamientos y seguro que nos irá mucho mejor.

 

RAZONES PARA SER RICO

Antes de entrar en materia, y después de la introducción del artículo, quiero explicaros que el concepto de ser rico varía mucho de unos a otros. En mi caso particular, ser rico no implica ir en un Ferrari, tener una casa de millones de euros o comer todos los días en restaurantes caros. Tengo la suerte de que no necesito ninguna de esas cosas para ser feliz. Obviamente a nadie le amarga un dulce, pero en mi caso concreto mi objetivo no es ese.

Cada uno tiene que definir cuáles son sus motivaciones y os aseguro que es muy importante que antes de empezar vuestro camino para lograr retirarse joven, analicéis y escribáis las razones por las cuales hacéis todo esto. ¿Por qué es tan importante? Pues lo es, porque el objetivo que queremos lograr es muy ambicioso, porque el camino va a ser largo, porque nos vamos a encontrar muchas dificultades, y a menos que tengamos una razón muy poderosa para continuar, a la primera dificultad nos vamos a quedar por el camino.

En la parte final del artículo os voy a contar un poco más de mí y os voy a contar mis razones para ser rico (no como Amancio, sino al estilo mío, al estilo de Miguel), pero antes de llegar a esa parte os cuento que bajo mi punto de vista, las razones que tengáis para ser ricos deben estar basadas en cosas positivas, como tu libertad y la de tu familia, ayudar a los demás, etc… y nunca en razones negativas como demostrarle cosas a los demás y fastidiar al resto.

 

OS CUENTO BREVEMENTE MI HISTORIA

Antes de contaros mis razones para ser rico, si me lo permitís, os voy a contar un poco más de mí y de mis orígenes. No lo hago porque la historia sea especialmente interesante, sino simplemente para comentaros que soy una persona normal y que, si mi familia y yo estamos cerca de lograr la libertad financiera, cualquiera puede hacerlo si se lo propone.

Mi padre nació en 1950 en un pueblo de Salamanca y mi madre en 1951 en un pueblo de Ávila, ambos muy humildes y en los que la mayor preocupación de la gente era ver qué iban a poder cenar cada noche. Mi padre se crió en un orfanato y mi madre estuvo interna en un colegio de monjas desde los 9 años (como podréis ver, nada de vidas idílicas). Cuando cumplieron los 17-18 años, se vinieron a Madrid, como se dice coloquialmente, con una mano delante y la otra detrás. A base de mucho esfuerzo, trabajo, sufrimiento e ingenio, lograron abrirse hueco en varias empresas (comenzando desde abajo) y terminaron montando la suya propia (mi padre) y sacándose una oposición (mi madre). Por el camino tuvieron 2 hijos a los que les inculcaron los valores del esfuerzo y sacrificio, pero a los que también les dijeron que soñaran un poco. Poco mérito entre comillas hemos tenido mi hermana y yo, sobre todo comparado con mis padres, pero al menos hemos tenido la cabeza suficiente para aprovechar las oportunidades que nos han dado.

En cuanto a mí, siempre he sido un buen estudiante, sacaba buenas notas, aunque me costaba sentarme a estudiar. Con 18 años empecé Ingeniería Industrial y ahí sí que no me quedó otra que ponerme las pilas, ya que o estudiaba día y noche, o no había manera de sacar la carrera adelante. Cuando terminé la carrera, encontré un trabajo en una empresa de consultoría en la que trabajaba mucho y ganaba poco, pero me enseñó muchas cosas. Posteriormente cambié de empresa y empecé a trabajar en una multinacional española en la que acumulo 13 años de experiencia y a la que estoy enormemente agradecido.

¿De qué me puedo quejar? Pues absolutamente de nada, ya que soy un privilegiado. Tengo una mujer estupenda, un niño trasto con el que me lo paso genial, y un buen trabajo, pero algo falla y eso que falla no es ni más ni menos, que no soy el dueño de mi tiempo al 100%. No soy el dueño de mi tiempo al completo simplemente porque, aunque me gusta trabajar, tengo que trabajar y eso implica no hacer lo que quiero cuando quiero.

Creo que la vida tiene muchas cosas maravillosas y mucho que hacer, y es por eso que me parece un sinsentido trabajar 45 años, teniendo solo un descanso de un mes al año. El que quiera engañarse, que se engañe, está claro que a veces hay que ponerse escudos protectores, pero la realidad es que somos esclavos modernos.

 

MIS RAZONES PARA SER RICO

Después de contaros mi historia, supongo que es bastante sencillo averiguar cuáles son mis razones para ser rico. Ya veis que mi propósito no es el de tener grandes lujos, todo lo contrario, si mi familia y yo estamos consiguiendo la libertad financiera, es a base de ser felices sin tener grandes cosas. Ya llegará el día que nos demos algún capricho, pero de verdad, no es algo que necesite.

 

EL OBJETIVO ES LA FELICIDAD, EL TIEMPO, NUESTRA LIBERTAD Y EL DINERO SÓLO UN MEDIO NECESARIO PARA LOGRAR EL OBJETIVO… Veréis que siempre termino los artículos con esta frase.

 

Mi gran objetivo vital es ser feliz con mi familia y amigos, ni más ni menos, así de fácil. Para ello quiero dedicarles todo el tiempo que me apetezca, cuando me apetezca, pero seamos claros, trabajando 40 horas o más a la semana, y gastando un montón de tiempo en transporte, no lo voy a conseguir. Pero claro, a pesar de que tengo un gran trabajo, no voy a ser cínico, voy a trabajar porque me pagan a final de mes.

¡Eureka! Ahí tienes la solución, simple y llanamente quiero ser rico, porque con el dinero compro tiempo, tiempo para hacer lo que me dé la gana con quién me dé la gana y ese tiempo, ese poder decidir qué hacer con mi vida, es una de las llaves de la felicidad (no la única por supuesto).

Pasar ratos de calidad con mi gente querida, hacer deporte, escribir, emprender nuevos proyectos y todo ello sin tener que preocuparme del dinero, ese es mi objetivo y esa es la gasolina que he necesitado durante todos estos años para trabajar duro en salir de la carrera de la rata. No está siendo fácil, no te engaño, y todavía me queda parte del camino, pero lo estoy disfrutando y lo disfrutaré más todavía si Juan y yo conseguimos que alguno de vosotros inicie y culmine también su camino.

Para terminar por hoy, os diré que por el camino os vais a encontrar muchos obstáculos, entre ellos mucha gente que os va a desanimar, que os va a decir que no es posible y que os dejéis de tonterías. Escúchales, pero no les hagas caso, simplemente, y sin ningún ánimo vengativo, utiliza esas palabras como trampolín.

Un abrazo fuerte y recuerda… EL OBJETIVO ES LA FELICIDAD, EL TIEMPO NUESTRA LIBERTAD Y EL DINERO SÓLO UN MEDIO NECESARIO PARA LOGRAR EL OBJETIVO…

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.